martes, 18 de marzo de 2014

Es aterrador



Se esfumó la música,
barrote del silencio.
Encontré entre mis manos
inservibles cadenas
de metal inepto,
angustiadas, titilantes,
por su reciente oficio
de enjaular incendios.

El etéreo coloso,
liberado e indolente,
fluyó desparramando
su presencia dilatada.
Impregnaba todo aquello
que el oído alcanza
de intangible corcho,
de carbón quemado,
de inquietud celosa.

Es aterrador el silencio,
porque aunque esté
                                 te deja    
                                         a solas
                                                         con la luz
                                                                         o su ausencia.

Relacionadas:

6 comentarios:

  1. Me encanta! sobre todo la última parte ^^ a seguir así, Licaón!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Wherynn! Me motivas a seguir ;)

    ResponderEliminar
  3. Una vuelta merecida, tus poemas son increíbles de verdad. Un abrazo y gracias por pasar por mi blog, nos seguimos leyendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isa, como siempre =)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Perfecto, es un placer leer lo que escribes. tus poemas se merecen papel impreso, para releerlos cuando apetezca.

    ResponderEliminar
  5. Es lo mas bonito que me han dicho por escribir, muchísimas gracias =)

    ResponderEliminar